Cronopia ella

Cronopia.
El ancestro poeta, Don Cortázar sin fronteras, habría estado de acuerdo conmigo, al referirme a ti, como tal, Cronopia, es decir.
No soy la única por aquí de alma libre, lo eres tú también, y es por eso que te pienso hace tiempo ya.
Cronopia! confinada a ser fama y esperanza.
Me gusta tu ser humano, como si no hubiera conocido antes todo lo que puede englobar ese significado. Como si hubiera olvidado cuanto y las razones reales por las que me gusta querer a una mujer.
Cronopia. Mira lo que forjas, eres tú, la musa que hace posible este momento. Por eso Cortázar estaría de acuerdo en que fueras una de nosotros. Porque, naturalmente te inventas en las líneas de una modesta poeta del siglo XXI, que ha sido confinada a esta dicha de ser Cronopia, por no haber nacido para ser fama o esperanza.
Mírate! tan auténtica entre la multitud aunque lleves un uniforme.
Que agradable causalidad, insisto, es conocerte; aun así, como si vivieras en otro plano, digamos en el futuro, por cuanto pasas más horas despierta que un Cronopio promedio, aun así, lejos del tacto y la mirada.
Cronopia. No soy la única por aquí de sentimientos profundos e intensos, lo eres tú también, por eso te sobre valoro.
Me has acompañado sin saberlo, y has llegado conmigo a lugares que aun no conoces.
Mírate, tan camuflada detrás de todos tus roles. Femme fatal, divina como un secreto que me ha sido revelado.
Cronopia! te inventas en mi mente y en este espacio.
!Mírate! como te haces mi musa y como me haces quererte.

.G.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s