Desencuentro

Nada extraño de usted, aunque tenga una botella con líquido que huele a su piel.

Hay otros perfumes. Hay otros aromas. Hay otros vientos. Otros colores. Tantas otras cosas que tú jamás llegarás a ser, aunque yo crea tener la esperanza. Fuiste y serás, la hermosa humana, a quien veré siempre, como una buena chica. La chica que no pertenece a mis sueños.

Muchas lunas perdonando, que te volviste pasado, desleal de los ayeres, que en su triste afán de lujuria, se rompió así misma, arruinando nuestra comunión.

Sin embargo, de par en par, he abierto la ventana, te he observado, y se me ha ocurrido invitarte a pasar. Te vas acercando y me voy arrepintiendo.

Desencuentro,  grita desde dentro, mi espíritu y mi alma.

Nada extraño de ti. Aun me hiere el eco de tu risa, de tu ternura sobre la almohada, de esa ficción que solo eres cuando tienes tiempo.

En otra vida será. Aquí y ahora, esta correspondencia que solíamos ser, tiene memoria a cristales rotos.

El recuerdo de tu sonrisa es un nudo en la garganta. Un Encantamiento.

De todas maneras, ya no estás allí, donde me importa, dice el alma, estás en muchas cosas, pero jamás has estado ahí, asevera mi espíritu. Jamás estuviste en el paisaje, ni aun apenas, en el olor a selva y a frailejón. No te asimilo con la perenne majestuosidad que me ha enseñado la madre tierra.

La ventana estará abierta, pero ya no estaré en casa para ti. Así nos des encontraremos una vez más.

 

Anuncios

Un comentario en “Desencuentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s