A Nueve pisos

Hace unos meses un amigo falleció. se suicidó…

En el funeral conocí a su familia, a su madre y su padre, se rumoreaba esto y aquello entre los presentes.

En ese mismo lugar me conseguí con otros amigos, que de otra manera no hubiéramos coincidido todos. Fui con una amiga que había sido novia del difunto años atrás, gracias a la cual, para entonces, conocía otra cara de mi amigo, al que nunca supe juzgar, pues mucho antes, ya había compartido con él, ratos de adolescencia. Nos parecíamos, de lo contrario no hubiéramos sido amigos. Ella siempre le recriminaba por fumar marihuana, yo fumaba con él…

Comencé a recordar todos los momentos en que mi amigo, el suicida de la página roja del periódico, que “se lanzó del noveno piso de su apartamento” había compartido conmigo, se me hacía difícil recordarlo, hacía mucho tiempo que no había tenido un encuentro realmente personal con el, pero sabía que tenía muchos recuerdos donde este, estaba presente.

Al final, solo tenía un collage de sonrisas de él. Entonces me armé de valor y me acerqué a la caja, a la que siempre olvido llamar urna. Su madre, abrazaba a mi amiga que inevitable reventó en llanto con ella. Solo me quedaba ir a verlo, no podía quedarme en el medio de ese salón velatorio, ya había dado mis condolencias a su progenitora.De reojo, miré a Juan, contuve las ganas de llorar, y le dije; eres… un tonto…!. De inmediato huí de la sala. Inundados mis ojos con lágrimas quedaron. Asomadas cayeron en discreción, por aquel cuerpo, ausente de todo…

Hace unos días se supone que cumpliría años de vida, 28. Soy mayor que él.

No estuve, eso pensé en el cementerio.

No estuve, pero quedo, y quedan los otros, a los que espero no defraudar de la misma manera… Siendo que uno llama a la gente, amigos.

uno toma la decisión de hacer a los desconocidos las personas más importantes en la vida.

Con el tiempo, uno hace que la familia tome ese lugar, si no se niegan, claro está.

Cuando eres adolescente crees que cualquiera es tu amigo, pero solo el tiempo les da ese honor.

Con el tiempo si no eres una persona superficial y banal, aprendes que los amigos hacen parte de un árbol no genealógico tán o más valioso que el consanguíneo.

Con el tiempo quieres que todos sepan, no que cualquiera es un amigo, sencillamente, que todos caben en ese árbol especial. Y que todas las personas del planeta son potenciales hermanos. Porque, con el tiempo eso significa la amistad, hermandad. Si eres una persona que cree en el arte del amor por el amar, con el tiempo, quieres que tus hermanos sepan, que irrevocablemente cuentan contigo.

Larga vida a los que quedamos para sonreír y para llorar!

Hasta siempre a los que se van. la misericordia del lord Dios, ultra power de los master, plus infinito, alfa-omega, sea para todos nosotros, libertinos, mundanos y vanidosos. Que las virtudes humanas prevalezcan en los que somos.

Amor y Paz literales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s